Día Mundial de la Parada Cardíaca

October 5, 2019 7:55 AM

16 de Octubre 2019

Día Mundial de la Parada Cardíaca

El Parlamento Europeo instó a crear el día de la parada cardíaca el 16 de octubre, con la finalidad de difundir entre sus estados miembros la formación en reanimación cardiopulmonar (RCP) básica y desfibrilación semiautomática (DEA) en la población.

El desarrollo de la cadena de supervivencia y los programas de desfibrilación pública con formación a la población han demostrado su efectividad para mejorar la supervivencia con buen pronóstico neurológico.

Las técnicas de Reanimación Cardiopulmonar pueden elevar las tasas de supervivencia un 40 por ciento tras parada cardíaca

Según, la Sociedad Española de Medicina Intensiva, Crítica y Unidades Coronarias (SEMICYUC), cada año fallecen en España alrededor de 30.000 personas debido a una parada cardiorrespiratoria, a nivel europeo se situa entorno a los 350.000, lo que representa cerca de 1.000 paros cardiacos diarios. En muchos casos, la muerte hubiera sido evitable si alguien hubiera iniciado una maniobra de resucitación cardiopulmonar (RCP) inmediatamente e in situ, ya que en el 80% de los casos, estos eventos tienen lugar en el hogar de los pacientes.

La supervivencia al año de los pacientes que sufren un paro cardíaco, varía de unos países a otros, siendo la media de apenas el 10%. Actualmente, está demostrado que si se realizan una serie de acciones encadenadas, que pueden ser realizadas por la mayoría de las personas, denominadas cadena de supervivencia, por parte de testigos presenciales, se podría aumentar la supervivencia en 2-3 veces. Sin embargo, estas maniobras sólo se realizan en apenas 1 de cada 5 personas que sufren un paro cardíaco fuera del Hospital. De ahí la importancia de la educación a la población general.

 

Hay estimaciones que indican que se podrían salvar más de 100.000 vidas cada año en toda Europa.

Si el masaje cardíaco se inicia durante los 4 minutos inmediatamente posteriores a la parada cardiorrespiratoria, la probabilidad de supervivencia del paciente aumenta; por lo que ante una situación en la que un ciudadano tuviera que iniciar una maniobra de reanimación, que éste sepa actuar con rapidez y eficacia es clave.